MINDFULNESS en tu día a día

¿Qué es el mindfulness?

Eso mismo me preguntaba yo hace 3 años, cuando me tope por primera vez con este nuevo concepto, y, por tanto, donde empezó mi aventura con esta práctica. Empecé a practicarla en mi día y día, y hoy te vengo a contar cómo puedes aplicarla a tu día a día.

El mindfulness es un ejercicio sencillo que podemos realizar en nuestro día a día, sin necesidades de lugares o materiales específicos.

Puede que al pensar en este concepto en tu cabeza resuene la palabra “meditación”, sin embargo, esta novedosa práctica budista va más allá, pudiendo incorporarse mientras escuchamos música, caminamos o cocinamos. La gran versatilidad de este ejercicio y los múltiples beneficios, lo han llevado a tener el gran auge que tiene hoy en día.

Entre la multitud de beneficios de esta práctica destacan la mejora del sistema inmunológico, el cerebro y el sistema nervioso, y el alivio de los trastornos de alimentación y sueño. A su vez, puede ayudar a la mejora del estrés, así como a la comunicación y a la creatividad.

¡VAMOS CON LOS EJERCICIOS!

DESCÚBRE UN NUEVO CAMINO A CASA

Este es uno de los ejercicios que más me gusta realizar en mi día a día, y seguro que a ti también te encantará. La próxima vez que vayas camino a casa busca una nueva ruta y observa a tu alrededor. ¡Seguro que encuentras lugares con encanto!

SIENTE EL AGUA

El momento de la ducha es un momento increíblemente relajante, nadie duda de este hecho. Sin embargo, practicar mindfulness durante la ducha es un ejercicio que te permitirá vivenciar sensaciones. La próxima vez que te encuentres en la ducha, piensa y siente como cae el agua sobre tu piel y deja que estas sensaciones te invadan.

“Solo cuando prestas atención al aburrimiento este se vuelve increíblemente interesante”

Suscríbete a nuestra newsletter y ¡ENTÉRATE DE TODO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *